domingo, 17 de diciembre de 2017

1984- EL HOMBRE MÁQUINA – Tom DeFalco, Herb Trimpe y Barry Windsor-Smith


El Hombre Máquina, creado por Jack Kirby en las páginas de la colección “2001: Una Odisea del Espacio” (nº 8, julio 1977), fue uno de los personajes más olvidados y peor tratados de la editorial. Retomado para su propia colección en abril de 1978, Kirby lo había imaginado como una especie de Estela Plateada robótico, un ser torturado que, a pesar de sus evidentes sentimientos y emociones humanos, se sentía incapaz de entender e integrarse en la sociedad de la que tanto ansiaba formar parte pero con la que no compartía ninguno de sus vicios.

jueves, 14 de diciembre de 2017

2011- DESTINO OCULTO – George Nolfi


Philip K Dick es uno de los autores literarios más llevados al cine, lo cual no deja de ser sorprendente habida cuenta de lo complejas y extrañas que suelen ser sus novelas y cuentos. En cambio, otros autores clásicos incluso más conocidos, como Isaac Asimov, Robert Heinlein o Arthur C.Clarke, han sido trasladados a la pantalla muy esporádicamente. El nombre de Dick, por su parte, figura en los créditos de películas como “Blade Runner” (1982), “Desafío Total” (1990), “Asesinos Cibernéticos” (1995), “Infiltrado” (2001), “Minority Report” (2002), “Paycheck” (2003), “A Scanner Darkly” (2006), “Next” (2007) o “Radio Free Albemuth” (2010) así como el documental “El Evangelio según Philip K.Dick” (2000), sobre la extraña vida del escritor.

Podría pensarse que la razón de esta proliferación de películas basadas en sus relatos cortos reside en lo fascinante que resulta la mirada de Dick sobre la realidad: seres artificiales indistinguibles de los auténticos, sofisticadas ilusiones que se manipulan con oscuros fines, la capacidad para alterar el propio tejido de la existencia… son conceptos que dan forma a un tipo de ciencia ficción eminentemente psicológica mucho más barata de recrear en la pantalla que aquellas obras que requieren la construcción de mundos futuristas o entornos extraterrestres. “Destino Oculto” es un buen ejemplo de ello (por cierto, poco acertada la traducción del título en la versión española. El original, “The Adjustment Bureau” –“La Oficina de Ajustes”- se ciñe mucho más al espíritu de la película).

domingo, 10 de diciembre de 2017

1978- EL HOMBRE MÁQUINA – Jack Kirby y Steve Ditko


Tras su regreso a Marvel Comics en 1975 una vez terminada su decepcionante etapa en DC, Jack Kirby recibió un encargo cuando menos peculiar: adaptar al comic “2001: Una Odisea del Espacio”, una película dirigida por Stanley Kubrick nada menos que ocho años antes. De esta obra ya hablé en una entrada anterior, por lo que no me explayaré mucho más allá de hacer un pequeño comentario introductorio. El comic en cuestión apareció a mediados de 1976 como un número especial de tamaño superior y mayor número de páginas que los comic-books habituales. Aunque no cabe duda de que Kirby compartía con Kubrick el interés por ciertos temas de la ciencia ficción más trascendente, su interpretación no puede ser más opuesta al espíritu que la película quería transmitir.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

2011- SUPER 8 – J.J.Abrams


El director, guionista y productor J.J.Abrams ha ido amasando en los últimos diez años categoría de creador de culto. Empezó a destacar en los años noventa como guionista de películas como “Millonario al Instante” (1990), “A Propósito de Henry” (1991), “Eternamente Joven” (1992), “Nunca Juegues con Extraños” (1997) o “Armageddon” (1998, sin acreditar). Pero el éxito le llegó de verdad gracias a la televisión, primero con el drama para adolescentes “Felicity” (1998-2002), luego con su sexy espía “Alias” (2006-6), la hiperpopular “Perdidos” (2004-10) y, en menor grado, “Fringe” (2005-13) o “Person of Interest” (2011-6). Fue “Alias” la que hizo que Tom Cruise se fijara en él para dirigir la que sería su primera película, “Misión Imposible III” (2006), a la que seguiría su reboot de la franquicia trekkie con “”Star Trek” (2009).

Para su tercera película, Abrams quería hacer algo más personal que un producto de franquicia como sus dos anteriores títulos. Y decidió que, efectivamente, sería algo muy cercano, ambientado en su propia juventud y la influencia que cierto género de films ejerció sobre él. Y al igual que su idolatrado Spielberg tras las costosas superproducciones de “Encuentros en la Tercera Fase” (1977) y “En Busca del Arca Perdida” (1981), decidió recortar efectos visuales, presupuesto y acción para narrar una historia con un núcleo más intimista. El resultado fue “Super 8”.

sábado, 2 de diciembre de 2017

NUEVO PROGRAMA DE LOS RETRONAUTAS


Dedicamos nuestro cuadragésimo noveno programa a la obra de Jack Kirby, el rey de los cómics, que más relación tiene con la Ciencia Ficción. En esta entrega recorremos los inicios de su carrera llegando hasta su salida de Marvel en 1970. Por supuesto mencionaremos sus clásicos marvelitas pero también nos centraremos en obras más desconocidas para el gran público como Sky Masters. ¡Os esperamos!


jueves, 30 de noviembre de 2017

1974- EL HOMBRE DE LOS SEIS MILLONES DE DÓLARES


La cancelación de la serie original de “Star Trek” marcó el comienzo de un periodo relativamente yermo para la ciencia ficción televisiva. Y ello aun cuando “2001: Una Odisea del Espacio” (1968) y sus maravillosos efectos especiales, habían demostrado como nunca antes la capacidad del género para maravillar –al menos visualmente- a los espectadores. De hecho, la producción de nuevas series de CF bajó tanto que, si “Star Trek” había sido la más importante de los sesenta, también lo fue en los setenta debido a su reemisión en el mercado sindicado, donde amasó mayor popularidad que en su recorrido inicial. Pero al margen de Kirk, Spock y la Enterprise, las series de CF americana más famosas de los setenta fueron “El Hombre de los Seis Millones de Dólares” y su spin-off, “La Mujer Biónica”.

jueves, 23 de noviembre de 2017

1995- 12 MONOS – Terry Gilliam


Terry Gilliam alcanzó primero notoriedad por ser el único miembro americano del mítico grupo de humoristas británicos Monty Python. No tardó demasiado en pasar de dirigir extraños minicortos de animación para el programa televisivo de aquéllos a encargarse de producciones cinematográficas de categoría superior aunque igualmente chocantes como “La Bestia del Reino” (1977), “Los Héroes del Tiempo” (1981), “Brazil” (1985), “Las Aventuras del Barón Munchausen” (1989), “El Rey Pescador” (1991), “Miedo y Asco en Las Vegas” (1998), “Los Hermanos Grimm” (2005) o “Tideland” (2005). Sus films no son de fácil disfrute: suelen ser pesimistas, deprimentes y rebosantes de humor oscuro y absurdo. Y aunque es cierto que tiende a caer en la exageración y la autoindulgencia, también lo es que sus cintas contienen momentos de surrealismo visionario difícilmente encontrables en otros cineastas. Sin duda, una de las películas por las que será justificadamente más recordado en el futuro será “Doce Monos”.